Editorial

El mes de julio está siendo especialmente agradecido, y no solo por la profusión de fiestas de todo tipo donde la sidra es protagonista principal, sino porque en este mes se han conseguido una serie de logros que sin duda podemos considerar como históricos: la confluencia de llagareros en Sidre d’Asturies DOP, especialmente de la otra marca de calidad, la Sidre d’Escoyeta, la renovación del Festival de la Sidre de Nava, que aunque pausada es continua y acertada, y la sentencia del TSJA que, tras denuncia de nuestra editorial, condena al “Principado” por la arbitrariedad con la que concede ayudas y subvenciones, y que tanto ha perjudicado a nuestra revista LA SIDRA y a la web lasidra.as.

Del paso adelante en la Sidre d’Asturies DOP hay tanto que decir que este mes hemos editado un número especial en el que se trata específicamente de ella.

Del Festival de la Sidre de Nava damos amplia cuenta de él en nuestras páginas, y habría que añadir como valoración general que el éxito de sus nuevas iniciativas debieran animar a una evolución aún mayor. Parecen tener claros los objetivos y no estaría de más un poco de premura.

En cuanto a la condena al “Principado” lo dicho, un triunfo de la dignidad y del sentido común sobre aquellos que utilizan la Administración como mecanismo de chantaje premio/castigo y están habituados a financiar redes clientelares, dóciles y serviles por definición. Ser independiente y mantener la coherencia tiene un precio que LA SIDRA ha venido pagando con gusto. Con la sentencia del TSJA queda en evidencia la arbitrariedad en las concesiones de subvenciones por parte de “Principado”. Esperemos que las cosas cambien.

Y ahora mismo que se nos acumulan las fiestas de prau, donde la sidra siempre fue protagonista, sería un buen momento para reflexionar sobre ellas. No se trata únicamente de que la absurdamente restrictiva legislación del “Principado” las ponga en peligro, y que la SGAE se cebe en ellas, se trata de que paulatinamente han ido perdiendo su carácter tradicional. Poco a poco va decayendo en ellas el consumo de sidra, gracias a la mala calidad de algunas de las sidras que se sirven y también a la generalización del botellón, expresión de la tremenda aculturización que sufre la juventud asturiana. Habrá que pensar en ello.

Entamu

El mes de xunetu ta siendo especialmente agradecíu, y non solo pola profusión de fiestes de toa triba onde la sidre ye protagonista principal, sinón porque nesti mes consiguiéronse una riestra llogros qu’ensin dubia podemos considerar como hestóricos: la confluyencia de llagareros en Sidre d’Asturies DOP, especialmente de la otra marca de calidá, la Sidre d’Escoyeta, la renovación del Festival de la Sidre de Nava, qu’anque pausada ye continua y acertada, y la sentencia de la TSXA que, tres denuncia de la nuesa editorial, conderga al “Principado” pola arbitrariedá cola que concede aídes y sovenciones, y que tantu perxudicó a la nuesa revista LA SIDRA y a la web lasidra.as.

Del pasu alantre na Sidre d’Asturies DOP hai tanto que dicir qu’esti mes editemos un númberu especial nel que se trata específicamente d’ella.

Del Festival de la Sidre de Nava damos amplia cuenta d’elli nes nueses páxines, y habría qu’amestar como valoración xeneral que l’ésitu de les sos nueves iniciatives tuvieren d’animar a una evolución entá mayor. Paecen tener nidios los oxetivos y nun taría de más un poco de premura.

Tocántenes a la conderga al “Principado” lo dicho, un trunfu de la dignidá y del sentíu común sobro aquellos qu’utilicen l’Alministración como mecanismu de chantaxe premiu/castigu y tán avezaos a financiar redes clientelares, dóciles y serviles por definición. Ser independiente y caltener la coherencia tien un preciu que LA SIDRA vieno pagando con gustu. Cola sentencia del TSXA queda n’evidencia l’arbitrariedá nes concesiones de sovenciones per parte de “Principado”. Esperemos que les coses camuden.

Y agora mesmo que se mos atropen les fiestes de prau, onde la sidre siempres foi protagonista, sedríe un bon momentu pa cavilgar sobro elles. Nun se trata namás de que la absurdamente restrictiva llexislación del “Principado” les ponga en pelligru, y que la SGAE se cebe nelles, trátase de que pasu ente pasu fueron perdiendo’l so calter tradicional. Adulces va decayendo nelles el consumu de sidre, gracies a la mala calidá de delles de les sidres que se sirven y tamién a la xeneralización del botellón, espresión de la terrible aculturización que carez la mocedá asturiano. Va haber que camentar nello.

Asturianu / Español / English

Se celebrará dentro de la programación del próximo VII Salón Internacional de les Sidres de Gala y estará presidido por la periodista graduada en Periodismo Gastronómico y Nutricional, Estíbaliz Urquiola.

LA SIDRA.- La propia dinámica del Salón Internacional de les Sidres de Gala (SISGA) lleva a ir a más, complementándolo año tras año, y como quiera que en anteriores ediciones del SISGA se detectó un interés creciente por parte de medios de comunicación especializados en conocer con más profundidad el mundo de la sidra y la gastronomía vinculada a ella, este año la Fundación Asturies XXI y la revista LA SIDRA, convocan por primera vez este I Encuentro de Periodistas y Bloggers especializados, entendiendo que son los profesionales de la difusión de la información y tendencias, lo que resulta prioritario para los objetivos del SISGA.

El encuentro estará presidido por Estíbaliz Urquiola, periodista graduada como Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional, y peridodista de LA SIDRA, tendrá un coste de 50 €, y el programa es el que viene a continuación:

Sábado 30 de septiembre.

  • 11:30 h. Recepeción de participantes y entrega de documentación
  • 12:00 h. Asistencia libre a la Jornada de Cata Abierta
  • 15:30 h. Visita y cata guiada con entrevistas personales con los productores
  • 17:30 h. Asistencia libre a la Jornada de  Cata Abierta
  • 21:00 h. Espicha de hermandad con el conjunto de participantes en el VII SISGA

 

Domingo 1 de octubre

  • 10:30 Participación en la jornada de Sumilleres
  • 13:00 mesa redonda sobre difusión y promoción de la sidra en el panorama gastronómico contemporáneo.
  • 14:00 Elaboración de documento consensuado
  • 14:30 Entrega de diplomas

Por otra parte, los participantes en este I Encuentro de periodistas y Bloggers especializados tendrán la posibilidad de participar en la Cena de Gala del viernes 29 de septiembre a un precio reducido (70 € en lugar de los 85 € ), debiendo de realizar el pago de la inscripción antes del 22 de septiembre.

 

Más información e inscripciones:

T. 00 34 652 594 983

e-mail: Ova adresa el. pošte je zaštićena od spambotova. Omogućite JavaScript da biste je videli.

Bandullu enllenu, coral contentu. Esta másima siempres m’acompangó. Como a munches y a munchos mos pasó, les mios primeres alcordances tan rellacionaes cola cocina de les mios güeles que se dedicaron moral y profesionalmente a la cocina, amás del so trabayu na casa. Estudié periodismu y dempués de pasar per varios diarios, televisiones y emisores de radiu; decidí que les mios grandes pasiones convivieren n’harmonía. Na Universidá Complutense de Madrid graduenme nel Curso de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional. Gracies a ello entamé a trabayar na revista LA SIDRA  como redactora y agora intentaré llevar esta seición a ver que tal se me da. Pa min nun hai ná más satisfactorio que descubrir tapes, raciones, platos o postres en toa triba llugares. Dende va años llevo apuntándolos nuna axenda, por si daqué díi me pedíen un encamientu. Bono, pos llegó’l momentu d’espublizales, eso sí, con tola humildá del mundiu. Nun soi crítica gastronómica, namás qu’esfruto un montón xintando y bebiendo n’Asturies, el meyor país pa facelo.

Munches gracies a toes y a toos y yá sabéis...

¡Salú y bonos alimentos!!

 

Entamu

La prósima presentación de la nueva collecha de sidra de la DOP Sidre d’Asturies va marcar ensin llugar a duldes esti mes de xunu, confirmando con toa probabilidá lo que ye un fechu costatable: la interesante progresión d’esta marca identitaria y de calidá cuya evolución nos tiempos caberos ta resultando altamente positiva, tantu na forma como nel fondu, daqué a lo que nun ye ayeno la reglamentación de Sidreríes d’Asturies como marca de calidá, pa cuyu algame ye preciso –ente otres condiciones- que les sidreríes cunten na so ufierta con dalguna marca de la DOP de Sidre d’Asturies.

Aprofitamos tamién pa dar l’afayaivos a la DOP Eusko Sagardoa, qu’escomienza con rixu la so andadura gracies al sofitu del so gobiernu, y que yá dende un entamu reconoz a 115 races de mazana de les aprosimaes 500 races vasques esistentes. Ná que ver col casu asturianu, tanto pola nuesa reinal falta d’un gobiernu propiu que mire polo nueso, como por lo exiguo de les races reconocíes ¡22 de les más de 2.000 variedaes autóctones! En tou casu, les nueses felicitaciones al País Vascu, y ¡afayaivos!

D’otra manera, equí siguen repitiéndose les avezaes dinámiques de asturfobia: la corporación municipal d’Uviéu (PSOE, Somos, IX, PP, C’s) tornó a recurrir al “vinu español” pa les cellebraciones oficiales, en públicu y repitíu despreciu tantu a la sidre como al vinu asturiano. Indesplicable, inxustificable.

Per otru llau, yá s’anuncia’l branu, y los eventos sidreros más qu’asocedese, asolápense. Pero hai referencies que nun podemos dexar de siñalar, como ye’l casu del Festival de la Sidre de Nava, qu’encara la so cuadraxésima edición coles meyores perspeutives, y qu’inclúi pa esti añu delles novedaes coles que busca dir anovándose pasu ente pasu. Bramente les fiestes y festivales sidreros precisen una nueva reformulación p’afaese a los nuevos tiempos, hai que caltener el so calter popular, pero tamién hai que guetar mecanismos qu’aíden a prestixar el productu, y por supuestu xuncilos y complementalos con elementos propios de la cultura asturiana de la sidre.

Ye un retu difícil pero imprescindible, y hai que faelo enantes de que les fórmules actuales lleguen a escosase, porque entós va resultar muncho más complicao reinventase y consiguir l’impresionante siguimientu popular col qu’agora se cunta.

Falamos de sidre, y hai que movese.

Editorial

La exitosa presentación de la nueva cosecha de Sidre d’Escoyeta, con su sidra sobre la madre, es la continuación perfecta de la Primer Sidre L’Añu y la confirmación práctica de como poco a poco se va consiguiendo recuperar esa modalidad de sidra que estuvo a punto de perderse por la industrialización. Falta saber si la legislación española contempla la existencia de la misma, y no ocurre como con la sidra de pera, y también excluye esa denominación.

Y es que la nueva legislación española en lo que respecta a la sidra no es tan mala como la anterior, pero, la verdad, es más mala que buena, hecha desde la ignorancia de un estado que no ve mucho más allá del vino y en todo caso de espaldas a la tradición, cultura, y economía asturiana. Lo de siempre.

Pero es que en este estupendo mes de floración del manzano se nos acumulan las desdichas. Acabamos de enterarnos a través de Foro de que en el País Vasco, con una producción de sidra casi 10 veces menor, su gobierno invierte 12 veces más en publicitar su sidra que el “Principado”. Las cifras son claras y de nuevo sufrimos las consecuencias de no tener un gobierno propio, sino un “Principado” empeñado en hacer de Asturies un barrio de Madrid.

Por si todo esto pudiera parecernos poco, el “Principado” se reafirma en la legislación que prohíbe cantar o tocar la gaita en las sidrerías, aunque sí que lo permite en los tablados flamencos... tan asturianos y tan abundantes en nuestro país.

Afortunadamente la sociedad civil asturiana tiene capacidad para superar todos estos despropósitos y es un auténtico placer ver la vida que tienen merenderos y sidrerías y cómo se suceden los eventos sidreros, este mes el de Ribeseya y Sotrondio, el que viene el de L’Entregu, el de Llaviana, y así sucesivamente.

Mención aparte merece La Preba de Gascona, espectacular por derecho propio, una auténtica exhibición de calidad, asturianía y amor por la sidra; referente obligado que año tras año se supera y de cuyo ejemplo se nutren eventos similares. Su aportación a la cultura asturiana de la sidra es más que destacable y es justo reconocerlo así.

Y por supuesto, lo mejor de todo es que un mayo bueno augura un junio mejor.

Entamu

La esitosa presentación de la nueva collecha de Sidre d’Escoyeta, cola so sidre sobro la madre, ye la continuación perfecha de la Primer Sidre L’Añu y la confirmación práutica de como pasu ente pasu va consiguiéndose recuperar esa modalidá de sidre que tuvo a puntu perdese pola industrialización. Falta saber si la llexislación española contempla la esistencia de la mesma, y nun pasa como cola sidre de pera, y tamién esclúi esa denominación.

Y ye que la nueva llexislación española no que cinca a la sidre nun ye tan mala como l’anterior, pero, la verdá, ye más mala que bona, fecha dende la inorancia d’un estáu que nun ve muncho más acullá del vinu y en tou casu d’espaldes a la tradición, cultura y economía asturiana. Lo de siempres.

Pero ye que nesti estupendu mes de floriar del pumar acumúlensemos les desdiches. Acabamos d’enteramos al traviés de Foro de que nel País Vascu, con una produición de sidre cuasique 10 vegaes menor, el so gobiernu invierte 12 vegaes más en publicitar la so sidre que’l “Principado”. Les cifres son nidies y de nueu carecemos les consecuencies de nun tener un gobiernu propiu, sinon un “Principado” empeñáu en facer d’Asturies un barriu de Madrid.

Por si too esto pudiere abultamos poco, el “Principado” perafítase na llexislación que prohíbe canciar o tocar la gaita nos chigres, anque sí que lo permite nos tablaos flamencos... tan asturianos y tan abondosos nel nuesu país.

Fortunósamente la sociedá civil asturiana tien capacidá pa superar toos estos despropósitos y ye un auténticu placer ver la vida que tienen merenderos y chigres y cómo se suceden los eventos sidreros, esti mes el de Ribeseya y Sotrondio, el que vien el de L’Entregu, el de Llaviana, y asina sucesivamente.

Mención aparte merez La Preba de Gascona, espeutacular por drechu propiu, una auténtica esibición de calidá, asturianía y amor pola sidre: referente obligáu qu’añu ente añu supérase y de cuyu exemplu nútrense eventos asemeyaos. La so aportación a la cultura asturiana de la sidre ye más que destacable y ye xusto reconocelo asina.


Y por supuestu, lo meyor de too ye qu’un mayu bonu agoria un xunu meyor.

EDITORIAL

La Primer Sidre L’Añu –PSLA- ha marcado de forma clara la actualidad sidrera de este mes de abril, dando el pistoletazo de salida oficial a un nuevo año sidrero donde las espectativas parecen ser más que buenas.

Independientemente del éxito cosechado por esta ya octava edición de la PSLA y su importante contribución a recuperar las espichas de Semana Santa y la sidra nueva, lo cierto es que a lo largo de estos años, la PSLA se ha constituido de forma inequívoca como el evento que marca el comienzo del año sidrero, supliendo una carencia que llevábamos arrastrando desde siempre y que robaba a la sidra asturiana la merecida presencia mediática tanto a nivel estatal como internacional, con lo que ello supone a nivel de restauración, turístico e incluso político, al poner al sector sidrero asturiano y por tanto a Asturies como protagonista en el panorama internacional.

La globalización en la que vivimos exige generar elementos referenciales de calidad que hagan visible nuestra presencia y nos permita reivindicar nuestro papel de liderazgo en el mundo de la sidra, y la PSLA está contribuyendo de forma notable a ello.

Pero hay más, y es algo que no siempre se sabe apreciar debidamente, el caracter popular y festivo de la celebración permite potenciar a las sidrerías y a la sidra precisamente en el grupo de edad que, secundariamente a la aculturización que padece, más se está alejando de ella en beneficio de productos como la cerveza. Recuperar el aspecto dinámico, juvenil, positivo y de sana diversión también es un objetivo que consideramos cumplido. En este sentido ¿qué decir del ya mítico Sidracrucis?

Por eso es de agradecer el apoyo recibido de todo el sector, llagareros, distribuidores, sidrerías... pero también del sector turístico, agroalimentario e institucional, del Ayuntamientu Xixón y del propio “Principado”. Entre todos seguiremos llevando a más la PSLA.

Por otro lado, las actividades sidreras se disparan. La Felguera ya ha celebrado su fiesta de la sidra, y Sotrondio, L’Entregu y Llaviana preparan las suyas, Gascona celebrará próximamente su Preba, los concursos de echadores arrancan con fuerza, las espichas de mayo son infinitas, la sidra está presente en todas las fiestas asturianas y con ellas los concursos de sidra... comienza un nuevo año sidrero, y lo hace con fuerza.

duque_peq3.jpg

02338483
Güey / Today
Ayeri / Yesterday
Nesta Selmana /This Week
Na Caber Selmana /Last Week
Nesti Mes /This Month
Nel Caber Mes /Last Month
4331
6779
19055
1247056
284569
293488