EDITORIAL

 El sexto Salón de la Sidra DOP protagonizó sin lugar a dudas la actualidad de este mes. La espectacular presentación de estas sidras, supone una reafirmación en la visión global de la sidra asturiana en la que la calidad y los orígenes van de la mano. La certeza de que cuando consumimos sidra DOP estamos consumiendo manzana asturiana debe ser un acicate para todos los asturianos, un motivo principal a la hora de potenciar su consumo, sabiendo que con él estamos dando vida al tejido agroalimentario asturiano, tan depauperado tras las lamentables políticas sufridas.

ENTAMU

 El sestu Salón de la Sidre DOP protagonizó ensin llugar a duldes l’actualidá d’esti mes. La espectacular presentación d’estes sidres, supon una reafirmación na visión global de la sidre asturiano na que la calidá y los oríxenes van de la man. La certidume de que cuandu consumimos sidre DOP tamos consumiendo mazana asturiano ten de ser un envizcu pa tolos asturianos, un motivu principal a la hora de da-y puxu al so consumu, sabiendo que con elli tamos dando vida al texíu agroalimentariu asturianu, tan depauperáu tres les llamentables polítiques sufríes.

EDITORIAL

 
Ha entrado la primavera con fuerza y toda Asturies espolleta en sidra. Los eventos sidreros se multiplican y comienza a despuntar la temporada de los merenderos después de un invierno que ha venido con más agua de lo habitual. Hay gana de sol y de sidra, y ahora es el momento.
 
Por lo demás, y como viene siendo habitual, el “Principado” ha vuelto a dejar claro que se ocupa de las cosas verdaderamente importantes poniéndose exigente con el tamaño de las letras de la etiqueta de El Gaitero, que pone “Villaviciosa” en tamaño excesivamente grande, decían. Afortunadamente El Gaitero es una empresa fuerte, ha recurrido judicialmente y ha ganado, poniendo en evidencia a un “Principado” que sigue siendo fuente de problemas para el sector. 

ENTAMU

 
Entró la primavera con fuercia y toa Asturies espolleta en sidre. Los eventos sidreros multiplíquense y escomienza a espuntar la temporada de los merenderos dempués d’un iviernu que vieno con más augua de lo avezao. Hai gana de sol y de sidre, y agora ye’l momentu.
 
D’otra manera, y comu vien siendo habitual, el “Principado” tornó  dexar claro que s’ocupa de les coses bramente importantes poniéndose desixente col tamañu de les lletres de la etiqueta d’El Gaitero, que pon “Villaviciosa” en tamañu descomanadamente grande, dicíen. Afortunadamente El Gaitero ye una empresa fuerte, recurrió xudicialmente y ganó, poniendo n’evidencia a un “Principado” que sigue siendo fonte de problemes pal seutor. 

EDITORIAL
 
Arrancó con éxito impresionante la temporada sidrera asturiana con una Primer Sidre l’Añu épica y un flocerer de espichas por toda Asturies que da idea de la fuerza y vigor de nuestra cultura de la sidra.
 
Además sigue triunfando nuestra propuesta de recuperar la sidra nueva, sin trasegar, con iniciativas similares en Llugones y en Gascona, y lo que aún es más importante, con el compromiso de los llagares de la Sidre d’Escoyeta, que han presentado su primera cosecha del año llevando al mercado esta sidra nueva, sobre la madre, lo que supone una apuesta importante, y en la práctica la recuperación de esta modalidad tradicional de sidra a la que la industrialización de los llagares había dejado en el olvido.
 
Por otra parte, el Sidracrucis de este año se superó como nunca lo hiciera y ya van apareciendo otros nuevos, en la deseable dinámica de “hagamos uno, dos, tres… miles de sidracrucis”, recuperando las tradicionales “procesiones” de espicha en espicha en la Semana Santa.
 
En la parte negativa, los impulsores de la candidatura de la cultura asturiana de la sidra como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO han denunciado públicamente que la candidatura asturiana peligra por el desinterés del “Principado”. Es cierto que la actividad de dichos impulsores no es precisamente clara, y que en ocasiones parecen confundirse los intereses personales con los colectivos, pero no podemos olvidar que el único partido político que votó en el Senado español contra la declaración de nuestra cultura de la sidra como patrimonio inmaterial de la humanidad es el mismo que desde el “Principado” sigue utilizando el “vino español” en los actos oficiales en público desprecio hacia nuestra bebida patria.
 
En lo demás, las cosas parecen ir mejor, el campeonato de Asturies de escanciadores de sidra se ha renovado por completo, y todo parece indicar que va a ser mucho más competido y competitivo, intentando conseguir una mayor implicación de las sidrerías y un mayor reconocimiento social de estos profesionales de la sidra. Eso sí es defender nuestra cultura sidrera.  
 
 Mientras tanto, la primavera avanza, y este año podemos disfrutar de una de las mejores temporadas de sidra, y todo es cuestión de encontrar el sitio adecuado, donde a la buena sidra se sume la debida atención en temperatura, ritmo y calidad del escanciado


ENTAMU
 
Arrancó con ésitu impresionante la temporada sidrera asturiana con una Primer Sidre l’Añu épica, y un espolletar d’espiches per toa Asturies que da idega de la fuercia y rixu de la nuesa cultura de la sidre. 
 
Amás sigue trunfando la nuesa propuesta de recuperar la sidra nuevo, ensin trasegar, con iniciatives asemeyaes en Llugones y en Gascona, y lo qu’entá ye más importante, col compromisu de los llagares de la Sidre d’Escoyeta, que presentaron la so primer collecha del añu llevando al mercáu esta sidre nuevo, sobro la madre, lo que supon un apueste importante, y na práutica la recuperanza d’esta modalidá tradicional de sidrr a la que la industrialización de los llagares dexara nel escaezu.
 
Per otra parte, el Sidracrucis d’esti añu superóse comu nunca lo fixera y yá van apaeciendo otros nuevos, na deseyable dinámica de “faigamos ún, dos, tres… milenta sidracrucis”, recuperando les tradicionales “procesiones” d’espicha en espicha na Selmana Santa.
 
Na parte negativo, los impulsores de la candidatura de la cultura asturiana de la sidre comu Padrimoniu Imaterial de la Humanidá pola UNESCO denunciaron públicamente que la candidatura asturiana apelligra pol desinterés del “Principado”. Ye cierto que l’actividá de dichos impulsores nun ye precisamente clara, y que n’ocasiones paecen tracamundiase los intereses presonales colos colleutivos, pero nun podemos escaecer que l’únicu partíu políticu que votó nel Senáu español escontra la declaración de la nuesa cultura de la sidre comu padrimoniu imaterial de la humanidá ye’l mesmu que dende’l “Principado” sigue utilizando’l vinu español” nos actos oficiales en públicu despreciu haza la nuesa bébora patria.
 
No demás, les coses paecen dir meyor, el campionatu d’Asturies d’echaores de sidre anovóse dafechu, y too paez indicar que va ser muncho más competíu y competitivu, intentando consiguir una mayor implicación de les sidreríes y una mayor reconocencia social d’estos profesionales de la sidre. Eso sí ye defender la nuesa cultura sidrera.  
 
 Mentantu la primavera avanza, y esti añu podemos esfrutar d’una de les meyores temporaes de sidre, y too ye cuestión d’atopar el sitiu afayaízu, onde a la bona sidre se-y amieste la debía atención en temperatura, ritmu y calidá del echáu.

 
L’aprebación de la declaración de la sidre comu bébora istitucional pol Conceyu de Xixón va marcar probablemente l’añu sidreru, non solo porque esti conceyu ye’l mayor y más dinámicu d’Asturies, sinón porque esta declaración ye la más completa de toles que vinieron aprebándose fasta agora polos estremaos conceyos asturianos.
 
La declaración aprobada pasa direutamente al tarrén de los fechos apurriéndo-y un componente sociu-económicu de primer orde al venceyalo a la imaxe de la ciudá y a la promoción turístico de la mesma, lo que va suponer un mecanismu de retroalimentación que redundará en beneficiu de los xixoneses en particular y de los asturianos en xeneral. Polo tanto tamos de norabona.
 
Y sigue l’actualidá de la sidre en Xixón, porque yá tenemos equí a la Primera Sidre l’Añu, l’eventu sidreru más especial col que s’empecipia la temporada sidrera asturiana y que recupera la primer sidre comu un valor enolóxicu y sociu-cultural, enartándose na dinámica de les espichas tradicionales, onde too xira alrodiu la sidre del añu y onde s’espresa la nuesa cultura de la sidre en tola so amplitú.
 
El Sidracrucis, la fervorosa procesión sidrera dimpuesta a arrincar, y siempres con escasez de places pa la demanda qu’hai. Otra forma de cellebrar la Selmana Santa, apta solo pa los bien sidreros, qu’esti añu, lo mesmo que la PSLA, va cuntar con sidre dulce y sidre ensin alcol, pa facilitar la participación d’astemios y menores de selce años.
 
D’otra manera, el “Principado” sigue dándomos dolores de tiesta, y magar l’aprebación definitiva de la so “llei de drogues” anistía parcialmente a la nuesa bébora patria, acaba cendiendo a les presiones de Madrid y prohibiendo’l consumu de sidre fasta los 18 años, un ensin sentíu dafechu si se tien en cuenta que la mocedá asturiano tien munchos menos problemes d’alcolismu que la española, por más que la so llexislación seya más restrictiva. El viciu de prohibir frente a la virtú d’educar, y el servilismu reinal del “Principado”. Ye lo qu’hai.
 
En fin, que ta tola sidre acabando formientar. Dicen los llagareros qu’esti añu muncho y bien, que la mazana yera bono y el tiempu aidó. Too son bones noticies, estupendes espeutatives.

duque_peq3.jpg

01712967
Güey / Today
Ayeri / Yesterday
Nesta Selmana /This Week
Na Caber Selmana /Last Week
Nesti Mes /This Month
Nel Caber Mes /Last Month
5102
7420
18797
653937
164534
399506